//EL EMBUDO DE CONVERSIÓN