//3 PROPÓSITOS DE MEDICIÓN QUE TODOS LOS ESPECIALISTAS EN MARKETING DEBERIAN FIJARSE PARA 2020

3 PROPÓSITOS DE MEDICIÓN QUE TODOS LOS ESPECIALISTAS EN MARKETING DEBERIAN FIJARSE PARA 2020

Para 2020, ¿por qué no establecer algunos objetivos alcanzables para tus análisis de marketing? Según Avinash Kaushik, jefe de Análisis Estratégico en Google Marketing, si contextualizamos tus métricas, dejas de cometer errores comunes en los informes y logras adaptar tu estrategia sobre la marcha, podrás crear una ventaja competitiva para tu empresa.

Las personas establecen propósitos para el año nuevo desde los tiempos del Imperio babilónico. En general, esos propósitos están relacionados con la pérdida de peso o el ahorro de dinero.

Pero ¿por qué no definir algunos objetivos factibles respecto de tus estadísticas de marketing para 2020? Tengo tres sugerencias que pueden ayudarte a comenzar. El logro de estos objetivos te brindará satisfacción profesional y mejorará los resultados de tu empresa.

Propósito 1: contextualiza tus métricas

Todos hemos recibido alguno de esos correos electrónicos en los que un colega se alaba a sí mismo al informar que su campaña publicitaria más reciente obtuvo 10.000 impresiones, o que el video de 6 segundos que publicó tuvo una tasa de respuesta del 60%.

Cada vez que recibo uno, lo primero que me pregunto es: ¿qué significan realmente esas cifras? ¿Son buenas o malas? ¿Deberíamos felicitarnos o intentar comprender qué salió mal?

Por eso, el primer propósito de medición que me gustaría que fijemos para 2020 es este: siempre debemos proporcionar el contexto para nuestras métricas. Existen muchas estrategias que puedes aplicar para ello. La más simple es usar comparativas de la industria.

Esto no brinda mucha información: nuestro anuncio de 6 segundos tuvo un porcentaje de respuesta del 60%. Pero esto sí: nuestro anuncio de 6 segundos tuvo un porcentaje de respuesta del 60%; mientras que la comparativa del sector es del 81%.

¡Uy! Pero es un “uy” positivo. Ahora sabrás que tienes que analizar tu creatividad para definir posibles mejoras; evaluar tu estrategia a fin de identificar qué salió mal y comenzar a investigar  anuncios de video excelentes para descubrir qué tienen en común. Eso te ayudará a mejorar tu rendimiento en el futuro, todo con un poco más de contexto.

Una vez que ganes experiencia, puedes comenzar a definir tus propios objetivos. Si tu última campaña de correo electrónico tuvo una tasa de lectura promedio del 20%, puedes establecer un nuevo objetivo del 23% y, cuando presentes el informe de tu nueva campaña, comparar la evolución de ambas tasas para aportar datos de contexto.

Y este es uno de mis elementos favoritos del contexto: el costo. Por ejemplo, si tu sitio web dinámico, moderno, contextualmente relevante y que utiliza la tecnología del machine learning generó 1.5M de vistas en un mes en comparación con el 1M que generó la versión anterior y estática de tu sitio, ¿deberíamos felicitarte?

Agreguemos un poco de contexto: tu nueva página tiene un costo de USD 5 por vista mientras que la página estática anterior tenía un costo de USD 1. Aquí radica la magia: nos ayuda a tomar decisiones más inteligentes.

Propósito 2: deja de cometer errores comunes en los informes de datos

Los analistas de marketing deben transformar un alto nivel de complejidad en historias simples. Por eso, me rompe el corazón ver cómo nuestros esfuerzos se socavan a causa de errores comunes fáciles de evitar.

Déjenme compartir con ustedes dos de los errores que más me molestan en los informes. Ambos son muy fáciles de evitar, por lo que puedes garantizar el cumplimiento de tu propósito para 2020 en un 100%.

En primer lugar, deja de informar porcentajes aislados. “Nuestra nueva campaña digital mejorada generó un 100% de aumento en la cantidad de registros”. Por sí sola, esa información es prácticamente inservible. La cantidad de suscriptores, ¿aumentó de 100 a 200 o de 10.000 a 20.000? Son situaciones muy diferentes, ¿cierto?

Informar los porcentajes solos, sin ningún valor de referencia, es un error. En el mejor de los casos, sugiere que ni siquiera tienes una comprensión básica de los datos y de la función que cumplen en la toma de decisiones. En el peor, te hace ver elusivo, como si estuvieras tratando de disfrazar los datos para contar una historia más atractiva. En cambio, si unes los porcentajes con las cifras más relevantes sin procesar, el resultado es mágico.

Mi segunda recomendación es que te asegures de que tus informes muestren cifras alineadas. ¿Qué quiero decir? Aquí tienes un ejemplo. En un análisis que acaban de enviarme, hay una tabla de métricas. La columna que muestra los ingresos tiene los siguientes valores: 12.3M.; 3.5M.; 145K; 2M; 12K; 674K. Casi todas las cifras están expresadas de manera diferente. Esto significa que la persona que lee el informe tiene que hacer el trabajo adicional de interpretar los datos. Las cifras deberían presentarse así: 12.3M.; 3.5M.; 0.15M; 2.0M; 0.01M, 0.67M. De esta forma, todas están alineadas, lo que permite comparar y asimilar los datos más fácilmente.

Aquí tenemos otro ejemplo diario de cifras desalineadas. Todos miramos videos en YouTube. Consulta las cifras de la cantidad de personas a las que les gustó o no les gustó el video que figura debajo y cómo esas cifras están desalineadas:

De una forma sutil, le da más peso a los comentarios negativos, por lo que resulta engañoso. Si los “me gusta” y “no me gusta” se expresaran de la misma manera (14K y 0.7K), se representaría la realidad de una forma más precisa.

La forma en que decidimos presentar los datos tiene un gran impacto y dirige nuestra atención a una cosa por sobre otra. Por lo tanto, la próxima vez que compartas el resumen de una campaña con tu director de Marketing, asegúrate de que los datos estén alineados.

Propósito 3: aprende y adáptate sobre la marcha

Si trabajas como mi equipo, seguramente dediques mucho tiempo a la planificación y al perfeccionamiento de tus campañas de marketing. Y, por supuesto, debes contar con un plan de medición inteligente que, sin lugar a dudas, detalle tus KPI, objetivos y segmentos. Hasta aquí, todo bien. Tradicionalmente, tu próximo paso sería publicar la campaña y esperar hasta su finalización para evaluar qué ocurrió.

Gran error. Las campañas de marketing digital ofrecen muchos datos relevantes desde el comienzo. La publicidad gráfica o televisiva también los ofrece cada vez con mayor frecuencia. Esto significa que, desde el momento en que presionamos el botón para lanzarla, podemos comenzar a aprender y realizar cambios para aprovechar mejor nuestra inversión.

Así que, en 2020, comprométete a no esperar. Si no cambias el 60% de tus creatividades de anuncios, orientación y presupuesto en función de lo que aprendiste con el primer 30% de tu inversión, estás perdiendo el barco. De hecho, podrías estar perdiendo el océano entero.

Armar equipos y definir procesos que sean lo suficientemente ágiles para aprender y adaptarse sobre la marcha es difícil. Pero tendrá un gran impacto en la rentabilidad que genere tu estrategia de marketing.

Convirtámonos en anunciantes más inteligentes para 2020

Si queremos ser anunciantes más inteligentes en 2020, debemos comprender y comunicar mejor el impacto de nuestro trabajo. Y eso incluye mejorar cómo medimos las formas en que el marketing permite que nuestra empresa se expanda o limite ese crecimiento. Si cumples con estos tres propósitos, podrás comenzar a obtener una ventaja competitiva para tu empresa.

Fuente: https://www.thinkwithgoogle.com/intl/es-419/temas/medici%C3%B3n/3-propositos-de-medicion-que-todos-los-especialistas-en-marketing-deberian-fijarse-para-2020/
 
2020-03-04T19:57:20+00:00 12 de febrero del 2020|blog smid|